Este sitio web usa cookies, puedes ver la política de cookies, aquí    

Esta usando una versión de navegador muy antigua. Por favor le recomendamos usar un navegador mas actual. Sino, es posible que no vea bien esta pagina.

buscar

Arribes, el Duero más natural

Fuente: Salamancartvaldia.es

Atrás queda la ciudad de Viriato, el Duero comienza a configurar la zona más agreste de cuantas surca a su paso, un territorio en el que no hay tregua a la mediocridad y donde la huella dejada por el hombre se empequeñece ante la grandeza del paisaje. Llegan los grandes Saltos del Duero y su curso se abre paso en la Raya, más de 120 kilómetros de fayones y racheros que sus habitantes llaman arribes y que conforman el Parque Natural más extenso de Castilla y León con 106.000 hectáreas y 37 municipios, 24 de ellos salmantinos. Es a partir de este lugar donde comienza uno de los territorios más singulares de las provincias de Zamora y Salamanca, donde parece que el tiempo se detuvo en algún momento sobre las dos vertientes del gran río; del lado luso conocido como Parque Natural do Douro Internacional, constituido en el año 1998, y en la parte española, el Parque Natural Arribes del Duero, aunque siete años antes de su declaración, en 1995, gran parte de este espacio era considerado Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA); y en el año 2015 le llegaba un nuevo marchamo natural: Reserva de la Bioesfera ‘Meseta Ibérica’.

El Parque Natural Arribes del Duero ha generado en estos 14 años una nueva marca para La Ribera o El Abadengo, incluso el Yeltes, la Ramajería y las tierras de Vitigudino, comarcas históricas pertenecientes ahora al partido judicial de Vitigudino y que un día fueron del señor de Ledesma o del obispo de Ciudad Rodrigo. Esta nomenclatura administrativa nunca ha dejado satisfechos a los que siempre han sentido esa identidad propia inherente a su historia, pero si ha habido una marca o un marchamo con el que se han identificado casi todos, es con Las Arribes, espejo hoy de un territorio que avanza por la senda del turismo de interior. Sin olvidar sus propias raíces ligadas a la agricultura y la ganadería, sector este último que siempre tuvo cierta preponderancia por lo pobre de unas tierras asentadas sobres lastras, la ganadería parece imponerse definitivamente a los bancales, paredones o terrazas que sujetan la tierra en las laderas de los ríos que cosen este territorio.

Los olivares, almendreras y viñedos en estas zonas, aún aprovechados por ovejas y cabras en algunos lugares, han pasado a formar parte del paisaje como testigos de un pasado lleno de vida que ahora susurra a los viajeros mediante chozos, molinos, chiviteros, pilancas, corrales y apriscos de piedra. El Parque Natural Arribes del Duero suma a la grandiosidad de su paisaje su patrimonio arquitectónico, pero sobre todo, sus gentes –aunque cada vez menos, por desgracia–, su cultura y una forma de hacer y de entender la vida que hacen de este territorio algo inédito, singular e irrepetible, una reserva natural, sí, de la Biosfera, también, pero además llena de historias, de vivencias, sabiduría, costumbres y tradiciones, de personas que nunca se dieron por vencidas por muy difícil que se lo pusiera la tierra o las inclemencias del tiempo, de gente de la que emana hoy el espíritu de Las Arribes.

La marca Arribes

Sobre ese vasto territorio bajo el epígrafe administrativo ´Comarca de Vitigudino´ se asientan 55 municipios siendo Vitigudino su cabecera, centro neurálgico que ofrece servicios a cerca de 18.000 personas. También importante es Lumbrales, capital del Abadengo, Aldeadávila en La Ribera o Villavieja en el Yeltes.

Cada uno de estos territorios conforman lo que hoy la mayoría denomina Arribes, el marchamo identificativo de un espacio natural de referencia, aunque por explotar, pues a pesar de sus 14 años a la espalda y aunque todos reconocen las posibilidades que presenta su paisaje, la vía férrea del Duero o el muelle de Vega Terrón, sus gentes echan en falta de la administraciones una mayor determinación, especialmente desde el ámbito regional.

© Reyconet, S.L. - CIF.: B37364288 - Todos los derechos reservados.
Webs amigas:
Siguenos:
Todos los derechos reservados. Desarrollado por Reyconet S.L.